Implementan BMS para mejorar el confort de los visitantes y la conservación de las obras en el Museo Thyssen-Bornemisza

La firma Honeywell ha ayudado al Museo Nacional Thyssen-Bornemisza de Madrid a renovar sus instalaciones de calefacción, ventilación y aire acondicionado con el fin de mejorar los niveles de confort de los visitantes sin menoscabar las condiciones de conservación de las obras de arte. Los ingenieros de la compañía instalaron Honeywell Enterprise Buildings Integrator, un sistema de gestión de edificios (BMS) que integra las tecnologías de calefacción y refrigeración y proporciona un único punto de acceso para monitorizar y administrar esos sistemas.

Fachada museo Thyssen.
Desde que el Museo Thyssen abrió sus puertas en 1992, Honeywell ha ayudado a la pinacoteca a mantener su entorno físico con sus soluciones tecnológicas.

Honeywell llevó a cabo el trabajo en plazos ajustados para evitar perturbar la experiencia de los visitantes, la operatividad del edificio y la conservación de las obras de arte, las cuales requieren condiciones ambientales específicas.

Además, el Servicio Basado en Resultados de Honeywell analiza los parámetros de consumo de energía del edificio, lo que ayuda a proporcionar una mejor visibilidad de los comportamientos operativos en todo el museo y predice posibles fallas, ineficiencias o problemas de mantenimiento antes de que ocurran.

Confort de visitantes y conservación de las obras de arte

Cuando el proyecto comenzó en 2018, el equipo directivo del museo tenía unos objetivos claros: reducir los costes operacionales y de energía al predecir con precisión las posibles fallas; modernizar los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado para mejorar los niveles de confort; y mejorar las condiciones de conservación de las más de 1.000 obras de arte que se encuentran en el museo.

Con las actuaciones en los sistemas de confort y de gestión de edificios han logrado reducir el consumo de electricidad del museo en casi un 30%, el del agua en un 12% y el de combustible para calefacción en un 38%. Como consecuencia de todas estas mejoras, el Museo Thyssen-Bornemisza reducirá sus emisiones de gases de efecto invernadero en aproximadamente un 20%, eliminando de la atmósfera más de 720 toneladas métricas de dióxido de carbono al año, en línea con las directivas de conservación de energía y clima de la UE 2020.

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza se presenta como parte de la campaña de los Edificios Icónicos de Honeywell en la que se destacan algunos de los edificios más simbólicos y reconocidos que utilizan las tecnologías de la compañía para desarrollar su actividad diaria.

La entrada Implementan BMS para mejorar el confort de los visitantes y la conservación de las obras en el Museo Thyssen-Bornemisza aparece primero en CASADOMO.