Una fuga en la seguridad de Google saca a la luz datos personales de los usuarios… OK Google ni siquiera había entrado en acción

Una fuga en la seguridad de Google saca a la luz datos personales de los usuarios... OK Google ni siquiera había entrado en acción

Los altavoces inteligentes son una de las modas que más fuerte han calado entre los usuarios. Desde 2018, año del despegue y en lo que va de 2019, se trata de sistemas de música hormonados que permiten además su integración en el hogar conectado. Escuchan siempre y en todo momento hasta que reciben nuestra orden.

Bien con Siri, con Alexa o con OK Google, sólo esperan la palabra mágica para iniciar su tarea. Sabíamos que siempre estaban a la escucha, expectantes ante nuestra orden y del mismo modo sabíamos que nuestras “charlas” con ellos eran almacenadas. Lo que no sabíamos es que estas también, eran escuchadas por otros “humanos”.

En su momento la polémica saltó con Amazon, al reconocer la empresa de Jeff Bezos que empleados de la empresa pueden acceder a las conversaciones de Alexa. Incluso sabemos que Amazon almacena indefinidamente las conversaciones transcritas, a menos que los usuarios las eliminen manualmente… o eso creaíamos.

Y ahora es Google la que sale a la palestra al conocer se han filtrados conversaciones privadas y que Google usa a personas para revisar manualmente algunas de las grabaciones, muy pocas, alrededor del 0,2 por ciento, pero conversaciones al fin y al cabo. Es lo que afirmaron a Wired desde la empresa americana.

Graba más de lo que debería

Home

No se trata sólo de lo que decimos tras pronunciar “Hey, Google” o “OK, Google”, sino que además el sistema graba otras palabras o frases, otras conversaciones (que pueden incluir nombres y direcciones así como otros datos sensibles) que luego son escuchadas para su transcripción a otros idiomas. Son pasos necesarios para pulir la labor del algoritmo de escucha y aprendizaje de Google.

“Nos asociamos con expertos lingüistas de todo el mundo para mejorar la tecnología de voz transcribiendo un pequeño conjunto de palabras. Este trabajo es clave para desarrollar la tecnología que hace posible productos como el Asistente de Google.”

El problema es que esas grabaciones han salido a la luz de forma indebida. Y pese a la supuesta seguridad, ha sido muy fácil atar cabos y encontrar a los usuarios afectados.

Además, desde Vrtnws, llegaron a escuchar dichas grabaciones. Conversaciones con datos sensibles y personales que incluso permitieron el contactar con las personas que luego escucharon su propia voz grabada. Y eso que en las mismas eliminan el nombre de usuario y lo reemplazan con un número de serie anónimo…

Google justifica esta acción aduciendo que es fundamental para poder desarrollar una tecnología que dé cobertura al mayor número de idiomas y acentos posibles. Y para aliviar las críticas que sabían, les iban a llover, la empresa asegura que solicitan que sólo se transcriba el audio dirigido a Google, no conversaciones en segundo plano u otras grabaciones que haga el sistema.

El problema viene dado por la grabación que, “de forma accidental” o no tanto, puede realizar y así enviar conversaciones que no debería registrar. Charlas que pueden contener información personal y sensible (datos médicos, sobre credos religiosos, orientación seuxual…). Estos expertos, escuchan y transcriben todas las grabaciones que llegan a sus manos.

En este sentido es importante arrojar transparencia sobre cómo se recopilan y procesan los datos personales. Los expertos afirman que estas prácticas pueden suponer una violación de las reglas de privacidad de la Unión Europea, la normativa conocida como GDPR, con las que la UE busca proteger datos confidenciales. La recolección de estos requiere transparencia sobre todo saber cómo se recopilan y procesan dichos datos.

Ante las críticas, desde Google han salido a dar respuesta por medio de un comunicado en el que afirman que la compañía revisará cómo aclara el uso que hacen de los datos que recopilan. Una acción demasiado ligera ante la gravedad de los problemas que acusa la empresa.

Al mismo tiempo afirman que los datos filtrados se deben a una fuga de seguridad y que acaban de enterarse que “uno de estos revisores de idiomas ha violado las políticas de seguridad de datos al filtrar datos confidenciales de audio holandeses”. Para evitar que se vuelva a repetir, han iniciado una investigación y tomarán medidas.

Más información | Google
Fuente | Vrtnws

También te recomendamos


Los altavoces Sonos One y Sonos Beam ya soportan el control por voz vía Google Assistent en el Reino Unido


Toca actualizar con urgencia si usas una cámara de seguridad de Nest y valoras las privacidad de tus grabaciones


Titan, el sistema de llaves de Google que prometía una seguridad “total” padece una grave vulnerabilidad y es retirada del mercado


La noticia

Una fuga en la seguridad de Google saca a la luz datos personales de los usuarios… OK Google ni siquiera había entrado en acción

fue publicada originalmente en

Xataka Smart Home

por
Jose Antonio

.